15 ago. 2010

Día 3. La noche de San Francisco. Fisheman's Warlf. 14 de mayo 2010.

En San Francisco percibimos un ambiente muy festivo, como en un lugar de vacaciones eternas que además parece muy seguro tanto de día como de noche, al menos por las zonas más conocidas y transitadas.







Aunque no tiene nada que ver con el glamour de Los Ángeles ni con el aire cosmopolita que se respira en Nueva York, sin duda San Francisco también tiene algo especial.











Cuando el día terminó la ciudad nos tenía completamente hechizados.





















Imprescindible probar el chocolate de Ghirardelli, allí o en cualquier tienda o incluso en el aeropuerto que hay una minishop con ofertas variadas de este famoso y delicioso dulce. Las chocolatinas de sabor chocolate negro con caramelo son sublimes! Incluso antes de comprar podéis probar alguna, cada día ofrecen muestras gratuitas de un sabor distinto.















Alrededor de las 21.00 h, con todas las capas de ropa que habíamos traído en la maleta y esta vez sin cámara de fotos, nos dirigimos al Pier 39, que sólo estaba a 2 minutos del hotel.






Había bastante ambiente por las inmediaciones del Pier 39: Jefferson St, Embarcadero..

Tras dar una vuelta por la zona, visitar algunas tiendecitas, distinguir a lo lejos Alcaltraz y recorrer todo ese mini precioso centro comercial del Pier 39 nos decidimos por el Hard Rock de San Francisco: http://www.hardrock.com/locations/cafes3/cafe.aspx?LocationID=97&MIBEnumID=3


Aunque hay muchos tipos de restaurantes donde elegir, como recordaréis el Hard Rock era nuestra asignatura pendiente en Los Ángeles y había que solucionarlo!



















Unos nachos gigantes, una original ensalada y unas fajitas enormes regadas por cerveza y limonada, todo por unos 55 €, fueron el final perfecto de un día memorable.













Como curiosidad os diremos que con la cena nos obsequiaron con un descuento de la tienda que también podíamos utilizar on line. Como muchos sabréis, se venden objetos muy variopintos y originales, pero las camisetas son el sello de la casa y las podéis encontrar en bastantes tallas, colores y formas. Las más chulas empiezan a partir de unos 28 €.

Y así acabó esa noche, entre recuerdos de coleccionista de grandes estrellas y paseando al lado de una preciosa noria iluminada de cuento en el corazón del Pier 39, hablando sobre lo que habíamos vivido los últimos días y lo que viviríamos al día siguiente en Sausalito.. nuestro próximo destino.

*****************************************